¿Si soy un mono más grande, necesito más bosque?

Efectos del tamaño del fragmento en las especies de primates

Por Xyomara Carretero-Pinzón (University of Queensland), Thomas R. Defler (Universidad Nacional de Colombia), Clive A. McAlpine (University of Queensland) y Jonathan R. Rhodes (University of Queensland)

Los primates (monos) son uno de los grupos de mamíferos más estudiados a nivel mundial y uno de los más amenazados debido a los procesos de pérdida de hábitat y fragmentación. La pérdida de hábitat y fragmentación ha llevado a que cada vez más las especies de primates deban sobrevivir en zonas con fragmentos de bosque de diferente tamaño y rodeados de paisajes en los que las actividades humanas predominan (Figura 1). Estudios sobre el efecto del tamaño del fragmento en la riqueza de especies de primates han encontrado que fragmentos pequeños albergan pocas especies de primates como regla general. Sin embargo, múltiples estudios han reportado especies de primates habitando fragmentos pequeños, incluso de < 10 ha. ¿Qué hace que estas especies aún persistan en estos fragmentos de bosque tan pequeños? ¿Existe alguna característica de su historia natural que les permita sobrevivir en estos fragmentos? Si existe, ¿cuáles son estas características? ¿Es posible usar estás características para determinar que especies de primates son más susceptibles a la reducción del tamaño de fragmentos de bosque? Estas son algunas de las preguntas que nos motivaron a realizar una revisión de la literatura sobre primates en fragmentos con el fin de establecer la susceptibilidad de las especies de primates a la reducción del tamaño de fragmentos a través de sus características de historia natural y su respuesta a varios aspectos de su ecología y comportamiento (Carretero-Pinzón et al. 2015).

Figura 1. Paisaje del piedemonte de los Llanos Orientales de Colombia donde se observa la fragmentación del paisaje, hábitat de cinco especies de primates (Foto: Xyomara Carretero-Pinzón).

Figura 1. Paisaje del piedemonte de los Llanos Orientales de Colombia donde se observa la fragmentación del paisaje, hábitat de cinco especies de primates (Foto: Xyomara Carretero-Pinzón).

Realizamos una revisión de 135 artículos publicados sobre los efectos de la reducción del tamaño de fragmentos de bosque en la presencia, densidad, prevalencia y diversidad de parásitos, diversidad genética, tiempo empleado en alimentación, movimiento y descanso de especies de primates. La respuesta a estas variables fue analizada para las tendencias generales, así como para sus variaciones en seis características de historia natural (tamaño corporal, tamaño de grupo, tamaño del área vital, dieta, estructura social y habilidad de dispersión). Establecimos tres tipos de respuestas: 1) positiva cuando la reducción en el tamaño del fragmento resultaba en un incremento en la variable de respuesta evaluada; 2) ninguna cuando la reducción en el tamaño del fragmento no resultaba en ninguna variación de la variable de respuesta; y 3) negativa cuando la reducción en el tamaño del fragmento de bosque resultaba en una reducción en la variable de respuesta estudiada. Las características de la historia natural de los primates escogidas han sido propuestas en varias oportunidades como características que hacen a las especies de primates que las poseen más o menos susceptibles a las perturbaciones de su hábitat, incluyendo la reducción en el tamaño de los fragmentos de bosque. Basados en estas características establecimos predicciones según las cuales las especies que poseen ciertas características son más susceptibles a la reducción del tamaño del fragmento. Por ejemplo, especies de primates de gran tamaño corporal (> 10 kg) serían más susceptibles a no estar presentes en fragmentos de tamaño pequeño comparado con especies de primates de menor tamaño (< 2 kg). Los estudios en los que se basa está revisión fueron incluidos solo si claramente identificaban el tamaño o tamaños de los bosques en los cuales se encontraron las especies de primates estudiadas, así como la dirección del efecto del tamaño del fragmento (positivo, negativo o ninguno) debía ser evidente en las secciones de resultados o discusión.

Encontramos que las densidades, la prevalencia y la diversidad de parásitos, y un mayor tiempo dedicado a la alimentación están positivamente asociados con una reducción en el tamaño de los fragmentos en los que los primates habitan (Figura 2). En contraste, la diversidad genética y la presencia fueron negativamente asociadas con una reducción en el tamaño del fragmento (Figura 2). El tiempo empleado en las actividades de movimiento y descanso no presentó patrones claros. Por otro lado, encontramos muy poca evidencia de que el efecto del tamaño del fragmento de bosque varíe con las características de la historia natural de los primates.

Figura 2. Patrones generales del efecto de la reducción del tamaño del fragmento de bosque en las variables de respuesta estudiadas (presencia, densidad, prevalencia y diversidad de parásitos, diversidad genética, tiempo empleado en alimentación, movimiento y descanso).

Figura 2. Patrones generales del efecto de la reducción del tamaño del fragmento de bosque en las variables de respuesta estudiadas (presencia, densidad, prevalencia y diversidad de parásitos, diversidad genética, tiempo empleado en alimentación, movimiento y descanso).

Las respuestas generales consistentemente encontradas asociadas con la reducción del tamaño del fragmento para la mayoría de las variables de respuesta estudiadas, sugieren que es posible generar principios generales del efecto del tamaño del fragmento sobre las especies de primates. Sin embargo, necesitamos más información para entender el papel de las características de historia natural de las especies en la explicación de cualquier variación observada en las respuestas entre especies. Para las especies de primates esto es particularmente importante ya que son altamente sensibles a los procesos de pérdida de hábitat y fragmentación. Una importante limitante de nuestra revisión es que la caracterización de las respuestas fue posible solo de forma cualitativa (positiva, negativa o ninguna), lo cual resalta la importancia de definir predictores claros de la pérdida de hábitat y la fragmentación en estudios futuros con primates. Además, es necesario ir más allá de las cuantificaciones a nivel del tamaño del fragmento e involucrar variables que midan los efectos del paisaje en las poblaciones de estas especies icónicas. Esto permitirá estrategias de conservación de las especies de primates más holísticas desarrolladas a través de paisajes completos en vez de enfocarnos solo en el manejo de fragmentos de bosque individuales.

Un patrón consistente entre los estudios revisados es que una diminución en el tamaño del fragmento resulta en una disminución en la presencia de especies, con un aparente contradictorio incremento de las densidades de primates. Esto puede ser el resultado de procesos de extinción y competencia entre especies de primates. La pérdida de hábitat y fragmentación puede producir la extinción local de algunas especies, reduciendo su presencia. Como consecuencia de esto las especies que persisten pueden incrementar sus densidades como consecuencia de una reducción en la competencia inter específica (efecto de compensación de densidades). Este tipo de efecto ha sido observado en zonas con diferentes grados de cacería en las cuales las especies que permanecen aumentan su abundancia como consecuencia de la ausencia de especies competidoras. Otra posibilidad es que estas altas densidades sean el producto de fragmentos pequeños con sobrepoblación de las especies presentes, antes de que la deuda de extinción sea evidente, la cual puede ser evidente después de varias generaciones en el caso de los primates. Esto resalta la importancia y necesidad de estudios a largo plazo en bosques fragmentados con el fin de entender estos procesos antes y durante los procesos de deforestación.

Adicionalmente, entender el papel que juegan las características de historia natural en las respuestas de las especies a los efectos de la pérdida de hábitat y fragmentación es crítico para poder hacer recomendaciones generales de manejo de poblaciones de primates en zonas altamente fragmentadas. La oportuna formulación de estrategias de manejo en bosques fragmentados puede significar la supervivencia de especies que solo persisten en estas áreas. Por lo tanto, análisis de modelamiento espacial y estudios a la escala de paisaje (análisis de múltiples escalas) con los cuales se puedan discernir los efectos de la pérdida de hábitat, fragmentación y procesos asociados (ej., el efecto de la densidad de caminos o asentamientos humanos) son de vital importancia para la conservación de especies de primates en zonas fragmentadas.


Más información: Xyomara Carretero-Pinzón xcarretero@gmail.com

Referencia: Carretero-Pinzón X, Defler TR, McAlpine CA y Rhodes JR. 2015. What do we know about the effect of patch size on primate species across life history traits? Biodiversity & Conservation 25: 37- 66.

Leave a Reply