Restauración de ecosistemas marinos costeros

Estimando costos y evaluando la factibilidad

Por Elisa Bayraktarov y Megan Saunders (University of Queensland)

Una guardería de corales en los Cayos de La Florida. Los esfuerzos de restauración pueden ser increíblemente caros e incluso pueden ser muy arriesgados (Foto XL Catlin Seaview Survey).

Una guardería de corales en los Cayos de La Florida. Los esfuerzos de restauración pueden ser increíblemente caros e incluso pueden ser muy arriesgados (Foto XL Catlin Seaview Survey).

Mensajes clave:


Se examinó el costo y la factibilidad de la restauración de ecosistemas marinos costeros


El número medio del precio de restauración fue alrededor de US $ 80,000 por hectárea, mientras que el precio promedio tuvo un valor máximo de US $ 1,6 millones por hectárea


La factibilidad varió de 38% para pastos marinos hasta 65% para arrecifes de coral y marismas


Las costas son áreas populares para turismo, recreación, transporte y desarrollo. Desafortunadamente, nuestra historia de amor con las regiones costeras ha resultado en un daño significativo en grandes áreas de hábitat natural. La degradación ha sido extensa resultando en tasas de disminución rápida en una gama de ecosistemas importantes, como pastos marinos, arrecifes de coral, manglares, marismas y arrecifes de ostras. Esta tendencia está ocurriendo en todo el mundo. Junto con la pérdida de hábitat se presenta una disminución de los servicios que prestan estos ecosistemas. Estos incluyen la provisión de hábitat para especies icónicas, de importancia comercial, o amenazadas, protección de la costa frente a tormentas, filtración de agua, y almacenamiento de carbono para ayudar a mitigar el cambio climático.

Actualmente hay gran interés en revertir las tendencias de deterioro de los ecosistemas marinos costeros. Esto significa la restauración: el proceso de eliminar los factores que están haciendo desaparecer los ecosistemas, y/o el restablecimiento de plantas o animales para reemplazar los que se han perdido. La restauración también es un elemento importante en los proyectos de compensación de la biodiversidad, donde pérdidas de biodiversidad por desarrollo costero en un sitio son compensadas mediante restauración en otro sitio (degradado).

Aun cuando la restauración brinda una esperanza, tiene un inconveniente importante: para que esta pueda lograr un objetivo particular, debemos ser capaces de anticipar la probabilidad de que el proyecto sea exitoso, así como el costo del mismo.

Nuestro estudio examinó el costo y la factibilidad de restaurar ecosistemas marinos costeros, incluyendo corales, pastos marinos, manglares, marismas y arrecifes de ostras. Esto lo logramos mediante la revisión de literatura publicada e informes sobre el tema, también llenando vacíos de información entrevistando gente que practica la restauración. Comunicarnos con profesionales de la restauración fue particularmente importante en el caso de los arrecifes de ostras, ya que datos sobre este ecosistema fueron escasos en la literatura publicada.

Un proyecto de restauración de los arrecifes de ostras. El estudio reveló que la literatura publicada no tenía muchos datos sobre los proyectos de restauración de ostras (Foto por Erika Nortemann, The Nature Conservancy).

Un proyecto de restauración de los arrecifes de ostras. El estudio reveló que la literatura publicada no tenía muchos datos sobre los proyectos de restauración de ostras (Foto por Erika Nortemann, The Nature Conservancy).

Nuestra revisión estableció rápidamente que hay una enorme variedad de costos para los diferentes tipos de restauración de ecosistemas. Los proyectos más baratos fueron aquellos llevados a cabo por voluntarios en países en vía de desarrollo en los que los costos de conservación son relativamente más bajos, por menos de US$ 2,000 por hectárea. Pero estos casos fueron más la excepción que la regla.

El número medio (mediana) para la restauración costera fue frecuentemente alrededor de US$ 80,000 por hectárea. Sin embargo, el precio promedio alcanzó los US$ 1 600,000 por hectárea. La gran diferencia entre la mediana y el costo promedio es debido a que algunos proyectos de restauración marina son increíblemente caros, costando muchos millones de dólares por hectárea. Ejemplos de este tipo de proyectos implican el uso de estructuras artificiales para reconstruir los ecosistemas en los países donde los costos de conservación son relativamente más altos, como los EE.UU. y Australia.

Adicionalmente, observamos que la inversión en la restauración puede ser hasta 30 veces más rentable en países en vía de desarrollo que en países desarrollados. Sin embargo, muchos proyectos en países en desarrollo no son documentados debido a un menor incentivo para publicar e informar sobre los resultados de restauración.

La información sobre la ‘factibilidad’ de un proyecto de restauración (es decir, la probabilidad de que un proyecto cumplirá con sus objetivos) fue muy difícil de conseguir. Raramente se reportan proyectos que fallan en los objetivos de restauración. En cambio, como factibilidad del proyecto la mayoría de los estudios sólo documentaron un indicador de éxito, en términos del porcentaje de organismos restaurados que sobrevivió durante el periodo de estudio. La duración de los proyectos fue típicamente de un año o menos. Sólo en unos pocos casos los proyectos de restauración fueron monitoreados durante más de una década. La factibilidad de la restauración marina y costera varió de 38% para pastos marinos, a 65% para arrecifes de coral y las marismas.

Nos sorprendimos al encontrar que el éxito de los proyectos no estaba relacionado con la cantidad de dinero invertido. Además, el esfuerzo y gasto de restauración por unidad (hectárea) no disminuyó con el aumento en área del proyecto (así que no hubo economías de escala). Esto sugiere que las técnicas de restauración marinas y costeras todavía necesitan mucho trabajo. Todavía se requieren estudios adicionales para lograr una transición de restauración a pequeña escala a restauración a gran escala de los ecosistemas marinos y costeros. Es importante mencionar que la incapacidad para ampliar la restauración también es un problema en la restauración terrestre.

La restauración puede ser una herramienta fundamental para asegurar el futuro sostenible de los ecosistemas marinos y costeros. Si ese es el caso, necesitamos comprender mejor cómo podemos hacerlo de una manera más eficaz.


Más información: Elisa Bayraktarov e.bayraktarov@uq.edu.au

Referencia: Bayraktarov E, Saunders M, Abdullah S, Mills M, Beher J, Possingham HP, Mumby PJ y Lovelock CE. 2016. The cost and feasibility of marine coastal restoration. Ecological Applications 26:4 1005-1074

Leave a Reply