Mejorando los beneficios del aviturismo

Ideas y oportunidades

Por Dra Rochelle Steven (Centre for Biodiversity and Conservation Science, University of Queensland, Australia).

Figura 1. Especies endémicas, como el Atlapetes de Santa Marta (Atlapetes melanocephalus), atraen muchos turistas ‘pajareros’ del mundo angloparlante (foto: Christopher Calonje).

Figura 1. Especies endémicas, como el Atlapetes de Santa Marta (Atlapetes melanocephalus), atraen muchos turistas ‘pajareros’ del mundo angloparlante (foto: Christopher Calonje).

El aviturismo, conocido también como turismo para la observación de aves o turismo de pajareo, es un mecanismo con gran potencial para la conservación en muchas regiones alrededor del mundo. Los beneficios para especies amenazadas provenientes de inversiones en infraestructura asociadas a este tipo de turismo pueden llegar a ser significativos, pero aún hay mucho por aprender. Hasta ahora, hemos logrado tener un buen entendimiento de aquellos beneficios en el Reino Unido, Norte América y, en menor medida, Sur África. Sin embargo, algunas de las regiones con las avifaunas más ricas del mundo, como el Neotrópico, no han sido suficientemente examinadas y casos potenciales de conservación no han sido debidamente reconocidos. Hay muy pocas investigaciones en ingles acerca de casos en los cuales organizaciones de conservación no gubernamentales han sido apoyadas a través de subsidios derivados de operaciones ecoturísticas. Adicionalmente, los detalles acerca de los factores que hacen que estos proyectos sean exitosos y sostenibles no son ampliamente promovidos. El mercado del aviturismo es influenciado por ‘pajareros’ con varios grados de dedicación y compromiso a este pasatiempo, muchos de los cuales viajan a una multitud de destinos con el fin de observar especies de aves nuevas o exóticas. En muchos casos, estos ‘pajareros’ también son atraídos por experiencias adicionales relacionadas con animales salvajes, especialmente en el caso de aquellos ‘pajareros’ que son más casuales o generalistas. Las aves permanecen dentro de su objetivo principal de turismo, juzgando por los binoculares colgando de sus cuellos, pero ellos no ignoran muchas otras atracciones del medio natural.

Una encuesta realizada internacionalmente con ‘pajareros’ angloparlantes en el 2013 acerca de sus destinos favoritos (aquellos que de hecho ya fueron visitados) y deseados (aquellos que aún no han sido visitados), revelo algunas motivaciones interesantes. Increíblemente, el 40% de aquellos ‘pajareros’ identificaron Latino América entre las regiones más deseadas para ser visitadas, es decir, que quieren visitarla pero no lo han hecho aún. La gran riqueza de especies, muchas de las cuales son endémicas a esta región zoogeográfica, fue una de las razones por las cuales muchos ‘pajareros’ tienen esta región encabezando su lista de deseos. Los ‘pajareros’ son generalmente atraídos por elevados niveles de riqueza y endemismo, por lo cual están dispuestos a pagar entre US $34 y US $97 para acceder a sitios que cumplan con estas características. Cuando les preguntamos a los mismos ‘pajareros’ sobre sus sitios favoritos que ya han visitado, también mencionaron la belleza escénica en un contexto más amplio en adición a especies de aves en particular como razones para su selección. Estos resultados sugieren, que si bien las aves son una de las principales motivaciones de los turistas ‘pajareros’, muchos otros aspectos de la naturaleza en los sitios visitados hacen que sus experiencias sean inolvidables. Dicho patrón apoya el desarrollo e implementación de iniciativas de conservación a escala del paisaje y no de especies en particular.

Aun cuando Latino América es uno de los grandes destinos potenciales para muchos ‘pajareros’ angloparlantes, existen otras barreras que los separan de hacer sus planes una realidad. Cuando aquellos ‘pajareros’ fueron encuestados acerca de sus destinos favoritos, es decir, aquellos que ya han visitado, las respuestas afirmativas bajaron de 40% a 24%. Esto quiere decir que si bien muchos de estos turistas desean visitar esta región, solo una menor proporción la ha visitado de hecho. Una tendencia similar fue detectada para Papúa Nueva Guinea, región para la cual muchos ‘pajareros’ mencionaron grandes deseos de visitarla, aunque la mayoría de los mismos han visitado Nueva Zelanda en cambio. Investigaciones en turismo han revelado que los ‘pajareros’ necesitan mucho más que aves para ejecutar sus deseos y volverlos realidad.

Figura 2. Más allá de las aves, la belleza escénica también cuenta un papel fundamental en las experiencias buscadas por los turistas ‘pajareros’ (foto: Christopher Calonje).

Figura 2. Más allá de las aves, la belleza escénica también cuenta un papel fundamental en las experiencias buscadas por los turistas ‘pajareros’ (foto: Christopher Calonje).

Primero que todo, la seguridad es una preocupación mayor dado que muchos países con avifaunas increíbles tienen altos niveles de criminalidad. Así que a menos que la seguridad pueda ser garantizada en alguna medida, más aun teniendo en cuenta que muchos de los equipos para la observación de aves son costosos, es muy probable que muchos ‘pajareros’ terminen por posponer sus planes a sitios particulares. Un reto adicional es el manejo de la reputación en aquellas regiones que han sido históricamente agobiadas por la violencia, pero que más recientemente han logrado avanzar hacia procesos sociales potencialmente más estables y con menos violencia, como es el caso de Colombia. En este contexto, los procesos de reordenamiento asociados al fin de procesos de violencia, deberían tener en cuenta el desarrollo económico en un marco de sostenibilidad ambiental. Solo a través de tal estrategia pueden ser aseguradas las condiciones necesarias para el aviturisimo, el cual requiere seguridad, infraestructura e integridad ecosistémica. Ecuador, por ejemplo, ha demostrado la habilidad para desarrollar turismo que genera beneficios sociales de la mano con la conservación de la biodiversidad, lo cual lo ha convertido en un destino para muchos ‘pajareros’.

Como segundo requerimiento, está la infraestructura. Si bien es cierto muchos ‘pajareros’ están dispuestos a acampar en medio del barro y el monte con tal de observar una especie en particular, la mayoría del mercado angloparlante está compuesto de personas en una edad que quizá requieren un poco más de comodidades. Esto claro esta no significa tener hoteles cinco estrellas, pero si ciertamente acceso a agua potable, duchas, y una cama con cierta privacidad. Adicionalmente tener accesos a asistencia médica podría llegar a ser importante dada la edad de muchos de estos ‘pajareros’.

Finalmente, el desarrollo de infraestructura especializada es importante. Esta puede incluir escondites, senderos y plataformas que además de mejorar la experiencia de observación de aves también minimizan el impacto de esta actividad en el medio ambiente. Usualmente los ‘pajareros’ aprecian, prefieren y utilizan este tipo de infraestructura, dado que así ellos pueden tener mejores experiencias en las cuales los animales pueden llegar a estar más cerca. Escondites para observación de aves pueden adicionalmente llegar a ser estructuras arquitectónicas increíbles que pueden ser incorporadas en el paisaje. Este tipo de estructuras presenta una buena oportunidad para agregar información interpretativa, como especies presentes y amenazas locales para la biodiversidad, mediante letreros asociados a ellas. A propósito, en un estudio reciente, muchos ‘pajareros’ mencionaron su deseo de saber más sobre acciones locales de conservación, lo cual se puede lograr a través de este tipo de iniciativas entregando información local a todos los visitantes.

En general, los ‘pajareros’ son propensos a apoyar acciones de conservación de aves. Ellos están dispuestos a hacer contribuciones específicas en lugares particulares, ellos quieren aprender más sobre la conservación de aves y tienen en mente pagar cantidades de dinero sustanciales con tal de tener una buena experiencia. Claramente, aún hay mucho potencial para más crecimiento responsable de la industria del aviturismo, así como para comunicar muchos de los casos que ya existen y han sido exitosos en Latino América. Recomendamos a los operadores de turismo y organizaciones de conservación no gubernamentales que compartan estos éxitos con el público en general así como con la comunidad científica. De este modo, es posible seguir construyendo un modelo con el cual logremos seguir avanzando en metas de conservación que beneficien comunidades locales. Nosotros sabemos que el potencial existe, ahora solo necesitamos cuantificar casos reales que permitan proponer modelos diseñados para el futuro que sean aún más efectivos.

Más información: Rochelle Steven (r.steven@uq.edu.au).

Referencias

Steven, R., Morrison, C. and Castley, J. G. (2015). Birdwatching and avitourism: a global review of research into its participant markets, distribution and impacts, highlighting future research priorities to inform sustainable avitourism management. Journal of Sustainable Tourism 23: 1257-1276.

Steven, R., Smart, J. C., Morrison, C. and Castley, J. G. (2016). Using a choice experiment and birder preferences to guide bird conservation funding. Conservation Biology. Online early view.

Figura 3. Países con procesos históricos de violencia, lentamente hacen una transición hacia sociedades más estables y menos violentas donde al aviturismo se puede convertir en una realidad (foto: Christopher Calonje).

Figura 3. Países con procesos históricos de violencia, lentamente hacen una transición hacia sociedades más estables y menos violentas donde al aviturismo se puede convertir en una realidad (foto: Christopher Calonje).

Leave a Reply