El futuro de una red estática de espacios protegidos en un mundo dinámico

Aves y la red natura 2000 frente a un futuro incierto

Por Adrián Regos y Lluís Brotons (InForest Research Unit, CEMFOR-CTFC)

La red Natura 2000

Conservar la biodiversidad frente al cambio global supone un reto de grandes dimensiones. Los planes de conservación, tales como la Estrategia Europea de Biodiversidad para el 2020, están dirigidas a detener y revertir la pérdida actual de biodiversidad a través de un amplio abanico de acciones de conservación, que van desde la gestión de especies hasta la declaración de espacios protegidos. En Europa, Natura 2000 es una red ecológica de espacios naturales protegidos que constituye la piedra angular de las estrategias actuales de conservación. Esta red de espacios protegidos consta de Zonas Especiales de Conservación (ZEC) establecidas de acuerdo con la Directiva Hábitat (92/43/EEC, consolidada en 2007) y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) designadas en virtud de la Directiva Aves (79/409/EEC, enmendada en 2009: 2009/147/EC) de la Unión Europea. Sin embargo, la red Natura 2000 es estática en su concepción e implementación, lo que pone en duda la capacidad que esta tendrá para alcanzar sus objetivos de conservación en unas condiciones medioambientales y sociales muy cambiantes.

Figura 1. La curruca rabilarga ha sido recientemente evaluada a escala global como Casi Amenazada en la Lista Roja de la IUCN, ya que está disminuyendo a un ritmo moderadamente rápido. La disminución de las poblaciones principales en España son en gran parte responsables de la disminución global estimada para la especie. Como consecuencia, esta especie se considera de interés para la conservación en Europa (Categoría 2 vulnerable, Anexo 1 de la Directiva de Hábitats de Europa). Foto por Adrián Regos.

Figura 1. La curruca rabilarga ha sido recientemente evaluada a escala global como Casi Amenazada en la Lista Roja de la IUCN, ya que está disminuyendo a un ritmo moderadamente rápido. La disminución de las poblaciones principales en España son en gran parte responsables de la disminución global estimada para la especie. Como consecuencia, esta especie se considera de interés para la conservación en Europa (Categoría 2 vulnerable, Anexo 1 de la Directiva de Hábitats de Europa). Foto por Adrián Regos.

El futuro de la diversidad de aves bajo el cambio global

El futuro es por definición incierto, y por lo tanto extremadamente difícil de predecir. Esto es particularmente cierto para aquellos ecosistemas que se encuentran en estados de sucesión temprana, más susceptibles a perturbaciones que los sistemas maduros. ¿Qué futuro podemos esperar para la biodiversidad en ecosistemas altamente dinámicos y propensos a los incendios forestales? ¿Cómo el cambio climático, los cambios en las cubiertas de suelo inducidos por el fuego y las políticas de extinción de incendios podrían sinérgicamente afectar a las dinámicas de la vegetación, y a su vez, a los patrones de biodiversidad? ¿Es la red actual Natura 2000 adecuada para mantener aquellos hábitats claves para las especies amenazadas en un futuro adverso? En un artículo publicado recientemente, predecimos la distribución futura de 23 especies de aves en Cataluña (Sur de la Europa Mediterránea), mediante la combinación de planificación de escenarios y ejercicios de simulación (Regos et al. 2016). Estas especies han sido incluidas en el Anexo I de la Directiva Aves, y son especies que potencialmente podrían verse afectadas por los efectos resultantes de la interacción entre el cambio climático, las dinámicas de la vegetación causadas por el abandono de tierras agrícolas y actividades silvopastorales así como por las políticas de extinción de incendios. En las simulaciones, dos políticas de gestión del fuego alternativas al principio básico de lucha contra incendios, basado en apagar todos los incendios tan pronto como sea posible, fueron identificadas y planteadas con el objeto de mitigar los efectos devastadores de los grandes incendios forestales.

Figura 2. Típico paisaje en mosaico creado por los incendios forestales y las actividades agrícolas en el Sur de Europa. Foto de Andrea Duane.

Figura 2. Típico paisaje en mosaico creado por los incendios forestales y las actividades agrícolas en el Sur de Europa. Foto de Andrea Duane.

De acuerdo con nuestras proyecciones de biodiversidad, la mayor parte de las especies de aves estudiadas experimentarán un descenso considerable en la extensión de sus hábitats óptimos bajo los escenarios de referencia, caracterizados por una alta efectividad en la extinción de incendios. Este patrón resulta de la combinación del efecto negativo del abandono rural y las estrategias de extinción sobre las especies de hábitats abiertos, y el impacto negativo del cambio climático sobre las especies forestales y de ambientes fríos.

En particular, nuestras simulaciones mostraron que la invasión de la vegetación causada por el éxodo rural y el abandono de las actividades agro-pastorales tradicionales son extremadamente negativas para especies de hábitats abiertos y de sucesión temprana como el Escribano hortelano (Emberiza hortulana) o la Curruca rabilarga (Sylvia undata)(Regos et al., 2015). Sin embargo, este efecto negativo puede ser parcialmente compensado por medio de las estrategias de extinción, fundamentalmente por aquellas basadas en ‘dejar arder’. Por el contrario, especies forestales tales como el Pito negro (Dryocopus martius) (mayoritariamente asociadas a hábitats fríos), resultaron ser prácticamente insensibles a las políticas de gestión del fuego ya que se espera que el cambio climático desplace sus áreas de distribución hacia altitudes más altas y latitudes más norteñas en Cataluña, donde la probabilidad de ocurrencia de incendios es menor. Sin embargo, si prescindimos del efecto del clima en nuestros modelos, podemos observar un efecto positivo de la expansión y dispersión forestal favorecida por el abandono rural en sinergia con una política de extinción efectiva, llegando a compensar el efecto negativo de los incendios forestales.

¿Cuál será el futuro papel de la red Natura 2000?

Es probable que el papel que jugará la red Natura 2000 en la protección de las especies de aves incluidas en el Anexo I de la Directiva Aves sea más importante en las próximas décadas, ya que se ha predicho un aumento en la proporción de sus hábitats óptimos dentro Natura 2000 con relación al conjunto de Cataluña. En un contexto de cambio climático y sobre todo en las zonas de menor altitud, su efectividad puede verse incrementada considerablemente a través de la implementación de nuevas estrategias de manejo de fuego que no están en consonancia con las que se han estado aplicando hasta el momento. Aunque se espera que el papel de la red Natura 2000 sea mayor en el futuro de lo que ya es en la actualidad, la extensión total de hábitats óptimos de las aves amenazadas disminuirá fuertemente tanto dentro como fuera de la red de espacios naturales. Esto pone de manifiesto la necesidad de implementar estrategias proactivas de conservación dentro de la red Natura 2000 con el fin de mantener y mejorar la conservación de la biodiversidad bajo condiciones ambientales cambiantes.

¿Qué pueden hacer los gestores de vida silvestre y los responsables de la toma decisiones en materia de conservación?

Continuar con el actual paradigma de manejo de fuego, basado en la supresión indiscriminada de todos los incendios independientemente de su intensidad y posible severidad no es el escenario más deseable. Dos oportunidades de conservación deben ser priorizadas con el fin de proteger eficazmente las especies de aves amenazadas en un futuro próximo: 1) la promoción de etapas de sucesión temprana de la vegetación para las especies de hábitats abiertos a través de políticas de ‘dejar arder los incendios no planificados’; y 2) el aumento de la capacidad de recuperación tras una perturbación climática de los hábitats forestales claves para las especies forestales.

Esta investigación pone de relieve la necesidad de una perspectiva de conservación integral en el que las políticas agrícolas, forestales y de manejo del fuego deben ser consideradas explícitamente para preservar eficazmente hábitats clave para las aves amenazadas en sistemas altamente dinámicos y propensas a incendios forestales. Este ejercicio de visualización y simulación también pone de manifiesto la importancia de considerar las dinámicas del paisaje y las sinergias entre las diferentes fuerzas impulsoras del cambio global a la hora de evaluar la efectividad a largo plazo de las políticas de gestión dirigidas a reducir el riesgo de incendios y proteger la biodiversidad en ecosistemas de tipo mediterráneo.

Figura 3. Imagen desde drone ilustrando el diferente grado de severidad del fuego sobre un paisaje forestal en Cataluña, verano de 2015. Foto por Lluís Brotons.

Figura 3. Imagen desde drone ilustrando el diferente grado de severidad del fuego sobre un paisaje forestal en Cataluña, verano de 2015. Foto por Lluís Brotons.


Más información: Adrián Regos adrian.regos@ctfc.es

Referencias:

Regos A, Aquilué N, Retana J, De Cáceres M y Brotons L. 2014. Using unplanned fires to help suppressing future large fires in Mediterranean forests. PLoS ONE, 9, e94906.

Regos A, D’Amen M, Herrando S, Guisan A y Brotons L. 2015. Fire management, climate change and their interacting effects on birds in complex Mediterranean landscapes: dynamic distribution modelling of an early-successional species — the near-threatened Dartford Warbler (Sylvia undata). Journal of Ornithology, 156: 275-286.

Regos A, D’Amen M, Titeux N, Herrando S, Guisan A y Brotons L. 2016. Predicting the future effectiveness of protected areas for bird conservation in Mediterranean ecosystems under climate change and novel fire regime scenarios. Diversity and Distributions, 22: 83-96.

Regos A, Aquilué N, López, I, Codina M, Retana J y Brotons, L. 2016. Synergies between forest biomass extraction for bioenergy and fire suppression in Mediterranean ecosystems: insights from a storyline-and-simulation approach. Ecosystems 1-17 DOI: 10.1007/s10021-016-9


Visiones alternativas al paradigma actual de control de incendios

Las políticas de gestión del fuego basadas en los principios de ‘dejar arder incendios no planificados’ tiene el potencial de afectar al futuro régimen de incendios y reducir el impacto de los grandes incendios forestales que generalmente ocurren bajo condiciones climáticas y meteorológicas extremas (Regos et al., 2014). Sin embargo, esta estrategia por sí sola no sería capaz de compensar el efecto sinérgico de un aumento en la carga de combustible y continuidad de la vegetación causada por décadas de abandono de las tierras agrícolas y actividades silvopastorales tradicionales, y el cambio climático. Por otro lado, la extracción de la biomasa forestal para uso bioenergético ha resultado ser una estrategia de reducción de combustible rentable que permitiría ayudar a suprimir los incendios forestales (Regos et al., 2016). Por lo tanto, ambas estrategias deberían ser combinadas estratégicamente para alcanzar las estructuras de rodal y las reducciones de combustible necesarias para minimizar el creciente impacto de los grandes incendios forestales en un contexto de cambio global.


La planificación de escenarios

La planificación de escenarios es una herramienta de previsión que abarca muchos métodos diferentes para describir visiones alternativas del futuro basado en su inherente incertidumbre. Uno de estos métodos consiste en el diseño de un conjunto de escenarios de contraste para explorar la incertidumbre en torno a las consecuencias futuras de tomar una u otra decisión. Dada la inevitable incertidumbre del futuro, la planificación de escenarios ofrece una herramienta que los responsables de la toma de decisiones pueden usar para desarrollar y apoyar una política de conservación, planificación y gestión más resiliente y proactiva. La planificación de escenarios ya no se centra tanto en una visión enfocada en pronosticar con precisión un solo futuro, sino en una perspectiva más creativa basada en la exploración de múltiples estados futuros plausibles y alternativos. Por lo tanto, la planificación de escenarios estimula a los responsables de la toma de decisiones a considerar cambios que de otro modo podrían ignorar.


 

Leave a Reply